"Se olvidó el sentido ético de la política"

"Se olvidó el sentido ético de la política"

MERCEDES VIGIL

Escritora
Creo que estos dos años fueron malos, muy malos. No reconozco aquel Uruguay pujante que tuvo orgullo de "ser" cuando hombres como Batlle, Frugoni y Herrera marcaban el rumbo. Se ha olvidado el sentido ético de la política que no es más que la disposición de utilizar el poder público organizado con el fin de que éste sea de provecho para la sociedad entera.
Hay algunas cosas que son obvias: cárceles deleznables; escuelas derruidas; hospitales diezmados; minería a cielo abierto; plombemia; ríos contaminados.
Otras son menos visibles pero extremadamente riesgosas para la democracia republicana. Los poderes del Estado están peligrosamente neutralizados y se escuchan voces desde todas las tiendas políticas clamando por la necesidad de que el poder político "guíe" al Poder Judicial.Quienes nos representan son el espejo de sus electores y de lo que cada uno de ellos espera a la hora de votarlos. Lo peor que puede sucedernos es mudar en una masa anestesiada, incapaz de visualizar la aptitud, actitud y resultados de aquellos que rigen sus destinos.
El espacio público ya no es el lugar donde se plantean y se concilian las diferencias de la sociedad sino un campo de batalla donde se llevan a cabo pujas de poder incomprensibles para los ciudadanos.
Estamos hartos de escucharlos reivindicarse como de izquierda, centro o derecha, categorías estas extremadamente lábiles cuando no, perimidas. Lo que realmente debe importar es si nuestros políticos son eficaces o ineficaces.
Es claro que hace años toman decisiones costosas, crean comisiones e institutos -que debemos financiar los ciudadanos- y que resultan ineficaces para organizar nuestra vida, aun en los espacios más nimios o cotidianos.
Todo proyecto político tendiente a organizar y guiar la vida en común de los hombres en sociedad debería dar respuesta eficaz a nuestros problemas. Si no es así, se está haciendo una cosa muy distinta a la política.
Posdata: El mismo país que hace un año y medio proponía enviar un charter para presenciar la final de fútbol en Sudáfrica, hoy no propone fletar un avión en busca de los compatriotas en situación de calle en el frío invierno madrileño. Ya se acordarán de ellos en épocas electorales.
El País Digital

0 comentarios:

Publicar un comentario